[RP] El Sacrogrito Solitario.

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: [RP] El Sacrogrito Solitario.

Mensaje  mario el Sáb Jun 19, 2010 8:23 pm

Capitulo 22

" El libro de la tercera era "

-"Lo siento" fueron las primeras palabras de Razor cuando Kiba se enfadó con el. Se hacia tarde y ya habían acampado, Xis aun no había vuelto ¿Donde estaría? ¿Que tipo de libro era ese? pocas veces se encuentra en una simple biblioteca un libro en Arckano antiguo. Esta bien, podría haber sido peor, mucho peor, pero Xis ya había vuelto horas despúes de el conflicto y Alyssa acudió a sus brazos como una exalación. Razor contempló la escena, frustrado y dolido. Era demasiado tarde, demasiado tarde para confesar lo que sentía, demasiado tarde para desvelarles la verdad, la unica verdad. Elrion, Elrion conocía a Xis si Razor pudiese contarles lo sucedido... no, definitivamente, demasiado tarde. Aquella revelación golpeó a Razor como una maza. ¿Xis sería de sus enemigos? no podía ser posible, debe de ser puro celo o puro egoismo. Kiba salió de su tienda y se dirijió hacia Xis muy enfadado por su tardanza. Dany se levantó también para intentar poner algo de orden.


-Finalmente se acostaron. Xis y Alyssa por separado, algo que a Razor le resultó muy complaciente Dany durmió en la tienda de Kiba y Kiba durmio fuera. Ahora Kiba les protegía, desde que Xis se hubo enamorado ya trataba a todo el mundo diferente. Razor sabía que era un amor imposible, que Alyssa y el jamas podrían estar juntos ni hacer una familia, nada... solo amigos, o ni eso, pero a veces la realidad es dura, no sabeis cuanto cuesta aceptarla. Se acurrucó en su saco de dormir y cerró los ojos. Cada vez que lo hacía pensaba que al abrirlos descubriría que todo habia sudo un mal sueño y que estaba con su padre, su madre y su hermana. Pero eso nunca ocurriría. Auqlla vez no fue diferente. Razor abrió de nuevo los ojos y vio el techo triangulado de su tienda. Aquel lugar era acojedor, y Razor se había esforzado por hacerlo más personal, pero seguía sin ser su casa. En aquel momento, en concreto, se sentía más deprimido de lo habtiual. Sentía muchísimo haber cometido la estupidez de espiar a Xis a través de Alma, y se preguntó si Xis se daría cuenta o si Alyssa puediese delatarle.


-Razor anheló que se hiciese de dia de nuevo. Mañana seguirian su camino hacia Brakmar y hacía la salvación del mundo de los Doce. Pero faltaba treinta dias, ¿Podria contener su odio hacia Xis? la respuesta seria NO. A Razor le ciegaba la ira, el odio, esas ganas de matar, como cuando se enfrento a Uruk, como cuando Alyssa y Xis se cogian de la mano. Las lagrimas afloraban de los ojos de Razor pero parpadeó para contenerlas. Por mucho que Razor se entrene seguira siendo mas frio y templado que el. Y, en segundo lugar... porque no queria perder el tiempo en entrenarse a el mismo. Tendría que enfrentarse algún dia a Xis y el lo sabía, pero siempre y cuando fuera capaz de enfrentarse a él con más calma y frialdad. El muchacho tragó saliva, pensando. Había metido la pata, Alyssa no le hacia caso, Xis y Dany estaban muy decepcionados con el y Kiba estaba sumamente enfadado.


-Razor asintió a sus pensamientos y miro al techo de la tienda. Toda la rabia y el rencor parecían haberse esfumado. "No volveré a defraudaros chicos" se dijo a si mismo. Razor se sentía mucho mejor, como si se hubiera quitado un enorme peso de encima. Pensó en todo lo que había pasado aquellos dias, desde cuando estaba placidamente con su padre y su hermana haciendo una agradable cena, hasta tiempos actuales, en los que padecia una enfermedad mortal y que solo tenia menos de 50 dias para encontrar a su hermana salvar al mundo y despedirse. Razor se levanto de su tienda y salió al exterior. Entró en la tienda de Alyssa, leyendo. Se levanto de un salto, "Hola" dijo ella cuando levanto la cabeza.

Razor: ¿Puedo hablar contigo un momento?

Alyssa: Claro. -Respondió Alyssa, cerrando el libro-

Razor: Llevo varios dias sin hablar contigo, prácticamente ignorandote, porque he estado demasiado obsesionado en MI en Xis y en mi enfermedad. Quiero que sepas... que no tengo nada contra ti, al contrario. Es solo que aveces me olvido de lo que realmente me importa. Me he comportado como un estúpido, y queía pedirte perdón.

-Alyssa se quedó sin habla.

Razor: ¿Me perdonas?

Alyssa: Claro. -pudo decir ella- Yo... te veía todo el dia apartado de mi.. digo, de nosotros... y estaba preocupada por ti, pero no queria entrometerme porque...

Razor: Te doy permiso para que te entrometas en todo lo que quieras. -cortó Razor, muy serio- Kiba dice que soy orgulloso, impulsivo y temerario, y que así solo conseguiré que me maten. Y creo que tiene razón. Por eso, como tú eres mucho mas sensata que yo, seguro que me vendrá bien que me ates corto.

-Alyssa lo miró un momento, preguntandose si le estaba tomando el pelo. Pero no, el chico hablaba en serio; la muchacha no pudo reprimir una carcajada.

Alyssa: Esta bien, me entrometere si eso es lo que quieres. Pero luego no te quejes, ¿Eh?

-Razor sonrió a su vez.

Razor: Gracias por no guardarme rencor.

Alyssa: No hay de que, Razor. Somos amigos, ¿No?

Razor: Claro que si -le cogió la mano y la estrecho con fuerza, aun sonriendo- Y no se si es porque pasamos mucho tiempo juntos, porque tenemos muchas cosas en común, o por que, pero eres la mejor amiga que he tenido nunca.

-Alyssa se sonrojó, halagada, y aceptó el cumplido con una inclinacion de cabeza. Hubo un breve silencio. Alyssa vaciló. Razor la miro y supo que quería decirle algo.

Razor: ¿Que?

Alyssa: Lo has visto, ¿verdad? -Dijo ella en voz baja. ¿Donde estaba? ¿Qué hacia?

-Razor sabía que Alyssa se referia a Xis. Detectaba aquel extraño tono que adquiría la voz de su amiga cuando hablaba de él, incluso aunque no pronunciara su nombre. Frunció el ceño. Después de todo lo que habían dicho Dany y Kiba, casi se le había olvidado por completo.

Razor: No estoy seguro. -respondió. Tal vez no fuera nada importante, pero, por otra parte... no me imagino a Xis haciendo nada por casualidad.

-Le contó todo lo que había visto a través del Alma; cuando terminó, Alyssa hizo un gesto de extrañeza.

Alyssa: ¿Un libro de magia Arckano antiguo? Qué raro, ¿no? ¿De dónde sacarían algo así en Amakna?

Razor: Esos dos traman algo, me apostaría lo que fuera -murmuró Razor, pensativo-

Alyssa: ¿Traman? ¿Esque hay alguien más?

Razor: Quizá si... ¡Un momento!

-Se levanto de la tienda de un salto y alcanzó el bloc de dibujo que tenía Razor en su jubón. Cogió un lápiz con tinta de kralamar y se sentó en la tienda de nuevo mordiendose el labio inferior.

Razor: Era un edificio muy poco común -dijo-. Creo que podría dibujarlo.

-Alyssa lo contempló en silencio mientras el chico deslizaba el lápiz sobre el papel, con trazos suaves pero firmes y seguros, con el ceño fruncido en señal de concentración. Esperó pacientemente hasta que Razor alzó la mirada y le tendió el bloc.

Alyssa: ¡Oye, dibujas muy bien! -le admiró ella.

-El se encogió de hombros.

Razor: Lo hago desde que era pequeño. Dime, ¿te suena de algo ese sitio?

-Alyssa lo observó con atención. Un edificio con forma trapezoidal, de ladrillo rojo y tejados grises de distintas alturas. Un patio con enormes baldosas blancas y rojas. Una estatua que representaba a un hombre sentado.

Alyssa: No. -dijo finalmente-, pero sí es cierto que es un edificio muy peculiar. Además, parece importante. ¿Puedo llevármelo? Lo analizaré un poco mas a ver si alguien sabe decirme qué es.

Razor: Buena idea. Cuando tengamos más pistas se lo diremos a Dany y Kiba. A lo mejor podemos averiguar algo importante...



-Muy lejos de allí, Anahis y Rihno seguian viajando hacia el sur, hacia el pueblo de Amakna. Ya habían dejado atrás los arboles. Sacudió una leve brisa que elevó el cabello rojizo de Anahis, Anahis contemplaba la ciudad qeu se extendía ante ella. Sus ojos no mostraban la menor emoción. Sin embargo, Rihno ahora estaba hirviendo de ira. Era aquella muchacha que había osado a mantenerle prisionero. Rihno había captado la grandeza de su nueva amiga al instante, y había logrado contactar con ella lo bastante como para descubrir una serie de datos vitales. La chica se llamaba Anahis Allister, la heredera del trono, y estaba con la Resistencia. Eso lo sabía.

PAUSA

Narrador: ¿Que que es la resistencia? uhmm... buena pregunta, aunque algo evidente. La resistencia es un tipo de organizacion exiliada de el castillo de Allister, incluida Anahis. Renegada y anhelando encontrar a algún familiar salió en busca de ayuda, cuando descubrió que fue adoptada por el Rey Allister. La resistencia se situa escondida en el bosque Abraknido aunque nadie lo sabe, la "Jefa" Anahis se encarga de todo. Prisioneros, comida, armas, base... vamos, que es un tipo de "Club" y en ese Club se concentran los mayores guerreros de el castillo de Allister, entre ellos Anahis.

SEGUIMOS.

-La operación de encontrar a los culpables de la destruccion de su base (Xis, Razor, Dany, Kiba y Dead, ahora Rihno) mientras Dead conspira y utiliza a Anahis para conseguir entablar relación con su padre, no obstante a las consecuencias. Dead era el unico que debia morir aquel dia en el cementerio, pero pensandolo mejor, gracias a su padre estaba vivo. Anahis se había precipitado, y Dead todavía seguía vivo. Anahis se preguntaba porque había sido tan benevolente con él, por qué habóa perdonado la vida. Tal vez porque, de momento, no disponia de otro compañero, y no podía permitirse el lujo de perderlo. Sin embargo, lo que mas preocupaba a Anahis era aquella rabia que sentía por dentro, aquellas ansias de encontrar a su familia o parte de ella. No estaba acostumbrada a alterarse por nada, pero aquel muchacho/a sus familiares, la aguardaban. Anahis no sabía por qué, y detestaba no controlar sus propios sentimientos.

Rihno: ¿Anahis? -preguntó, inseguro.

Anahis: Teníamos compañía. -dijo ella con suavidad-

Rihno: ¿Qué? -el Sram se volvió hacia todos lados-. Yo no he sentido nada.

Anahis: "No me sorprende" -murmuró Anahis en voz baja. No era un ser físico, ni tampoco espiritual, sino una conciencia. Por eso yo lo he sentido, y tú no. Alguien nos estaba espiando.

Rihno: Deben de ser mis "Amigos".

Anahis: No los subestimes -cortó ella-. También yo soy joven.

Rihno: Eso es cierto -reconoció tras un breve silencio-. ¿Crees que se ha enterado de que los seguimos?

-Anahis sonrió.

Anahis: Eso espero. -dijo.

Rihno: ¿Por qué? ¿qué quieres decir?

-Anahis no respondió. Aquel Sram era el mejor que Anahis pudo haber logrado encontrar, y ella lo sabía también, aunque no acabara de acostumbrarse a él. Para la forma de actuar del joven asesino, Anahis era demasiado ruidosa y llamaba mucho la atención. De otro modo, Dead jamas sería tan efectivo como pudiese serlo Anahis. Pero no podía negar el hecho de que necesitaba un Sram, alguien silencioso.

Rihno: ¿Por que no confias en mi? ¿Todavia estas molesta por lo del bosque?

-Anahis no dijo nada. Rihno respiró hondo. Sí, era cierto, se había precipitado con lo del bosque, en mandar solicitud de ayuda; Dead sabía que Anahis no le haría daño.

Rihno: Reconoce que voy aprendiendo. -Añadió el Sram-. Hasta he cambiado mi túnica por esta ridícula ropa Terráquea como tu me dijiste.

-Anahis se volvio hacia el, y Rihno retrocedió un paso, casi instintivamente. ¿Por que aquel mocoso le daba tanta mala espina? Sabía que estaba muy próximo a lo que buscaba. En cualquier caso, le molestaba, le molestaba muchísimo. Rihno había consagrado toda su vida a la magia y al arte del camuflaje, había renunciado a muchas cosas y sacrificado muchas años de su vida para llegar a ser un poderoso Sram. Y no encajaba bien el hecho de ser superado de forma tan rotunda y evidente por una guerrera de veintidós años que ni siquiera era "Jefa, a pesar de la extraña aura de poder que parecía irradiar. Pero, por desgracia, no podía hacer nada al respecto. Su señor, Fire el nigromante, había puesto a Anahis al mando y, por mucho que la irritase, Rinho debía acatar sus ordenes.

Anahis: Tengo mis propios planes -Dijo despacio-, y no son de tu incumbencia. No quiero interferencias esta vez.

-Rihno tardo un poco en responder.

Rihno: Está bien -dijo finalmente-, aunque sabes que no eran esas las órdenes de Fire.

-Anahis no se molestó en en contestar. Se volvió de nuevo hacia la ciudad, que bullía de actividad a sus pies, a pesar de lo avanzada de la hora, y la contempló como lo habría hecho un conquistador que llegase a un mundo nuevo y extraó, un mundo lleno de infinitas posibilidades por explorar.

CONTINUARÁ.
avatar
mario

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 06/05/2010
Edad : 23

Ver perfil de usuario http://www.hackzone.eshost.com.ar/index.php

Volver arriba Ir abajo

Re: [RP] El Sacrogrito Solitario.

Mensaje  mario el Sáb Jun 19, 2010 8:25 pm

Capitulo 23

" El libro de la tercera era "

Segunda parte

-Razor esquivó la estocada de Kiba y contratacó a la velocidad del rayo. El joven Sacrogrito, sin embargo, lo estaba esperando, y paró la embestida. Razor lo vio y movió su espada en cuanto tocó la de Kiba, que tuvo que agacharse para evitar el golpe. Replicó con un ataque al flanco desprotegido de Razor. Sin embargo, para su sorpresa, se encontró con que la espada del muchacho lo estaba esperando. Los aceros chocaron y saltaron chispas. Ambos combatientes retrocedieron un poco y se detuvieron un momento, jadeando, observándose con cautela.

Kiba: Aprendes rápido -observó Kiba.


-Razor sabía que aquello era un cumplido, y asintió, pero no sonrió. Se estaba esforzando mucho para recuperar el aprecio de Kiba, aunque sabía que lo había decepcionado e intuía que, a pesar de que habían hecho las paces, nada volvería a ser como antes. En Brakmar, Kiba había sido un líder, un heredero educado en el deber, la disciplina y el esfuerzo. Pocos habrían aguantado como él la idea de que su propio destino fuese estar tan apartado de la Resistencia, su mayor sueño, y con él, el de todo "Dofus", estaban en sus manos. Él había cargado con aquella responsabilidad con total naturalidad. Lo había considerado un deber. Y era perfectamente consciente de la importancia de su misión (Salvar el mundo). Por eso para él todo lo relacionado con la resistencia y con la seguridad del mundo era de vital importancia. Y Razor había estado a punto de echarlo todo a perder. El chico sabía que no era culpa de Kiba. El Brakmariano le había instruido en el rigor, la serenidad, y el control sobre sus emociones. Era Razor quien, desoyendo todos sus conesjos, se habia precipitado, creyendo que todo estaba bajo control.


-Había sido un engreído y también un inconsciente. Después de descansar y avanzar un par de dias, ya estaban en pleno pueblo de Amakna, entrenando. También había vuelto a sus leciones con humildad, y parecía que Kiba y Dany le habían perdonado, porque todo había vuelto a la normalidad. Pero había algo que ya no era igual. El chico alzó la espada. vio a Kiba venir hacia él, pero se mantuvo en su puesto, firme y sereno, con la cabeza fría. Calculó el momento apropiado y entonces se movío hacia la derecha pero se desplazó hacia la izquierda, desconcertando así a su rival. Kiba se quedó ligeramente desequilibrado y, cuando quiso darse cuenta, la punta de la espada de Razor apuntaba a su corazón.

Razor: Estás muerto. -dijo Razor, con calma.

-Dany lo miro con seriedad, contemplando el entrenamiento. A la vez que Kiba clavaba los ojos en los de Razor. El chico aguantó su mirada, imperturbable. Entonces, lentamente, Kiba sonrió.

Kiba: Caramba, chico -comentó-. No te he enseñado esa finta todavía.

Razor: Sí lo has hecho -replicó Razor-. Te vi hacerla el otro día. Simplemente tomé nota.

Dany: Veo que has aprendido la leccion.

-Razor sabía que era una apreciación positiva, pero no pudo dejar de sentirse un poco herido. Si, había sido un estúpido inconsciente. Ahora sabía que la rabia no llevaría a ningún lado. Kiba era un buen guerrero porque era también un buen estratega, y era capaz de mantener la sangre frúa sin permitir que la ira cegase su visión objetiva de las cosas.

Xis: Basta por hoy -dijo Xis incorporandose, y Razor asintió sin discutir.

-Tiempo atrás, antes de haber visto a Xis a través del Alma, se habría sentido muy orgulloso de haber vencido a Kiba en el entrenamiento. Ahora, sin embargo, aunque se sentía satisfecho, no lo consideraba importante. "Aún tengo mucho que aprender", se dijo. Fue directamente al rio a lavarse. Cuando salió, mas relajado, vio a Alyssa, que lo estaba esperando. Todavía vestía con el uniforme de entrenamiento y parecía impaciente por enseárle algo. Razor la siguió, intrigado, hasta su tienda. Alyssa se sentó ante una pequeña mesilla y le señaló una imagen tomada por algo de tinta.

Alyssa: Mira. ¿Es esto lo que viste?

-Razor echó un vistazo y el corazón le dio un vuelco. La imagen mostraba el edificio en el que había visto a Xis.

Razor: Lo has encontrado. -murmuró.

Alyssa: No ha sido muy difícil. ¿Sabes qué es? ¡La biblioteca neutral!

Razor: ¡La British Library! -exclamó Razor- He oido hablar de ella. Viví en el pueblo de Amakna un par de años, ¡debería haber reconocido la ciudad cuando la vi!

Alyssa: ¿No conocías la biblioteca?

Razor: No; Amakna es una ciudad muy grande, y nunca he pasado por allí. No me la imaginaba así, sin embargo. ¿Qué haria Xis en un sitio como ese?

-Los dos tuvieron la misma idea a la vez y cruzaron una mirada.

Alyssa: ¿Sacar un libro? -Sususrró, pero Razor negó con la cabeza.

Razor: ¿Un libro de magia Arckana antigua en la biblioteca neutral? Suena absurdo.

Alyssa: ¡Tal vez no! Piénsalo, Razor. Un libro escrito en un idioma desconocido. Sería un ejemplar muy raro. Es lógico que acabase en un museo, o en una biblioteca importante ¿no? ¡A lo mejor alguien estaba tratando de descifrarlo!

-Los dos se miraron, emocionados por su descubrimiento. Entonces, una extraña sensación de familiaridad los recorrió. Razor enrojeció levemente y a ella se le escapó un suspiro casi imperceptible. Él carraspeó, incómodo, apartando la mirada.

Razor: Me parece que deberíamos hacer una visita a la biblioteca, ¿no crees? -dijo por fin.

Alyssa: ¿Y que es exactamente lo que esperas encontrar allí? -Pregunto Alyssa, algo intrigada.

Razor: No estoy seguro, pienso averiguarlo.

¿?¿?: ¿Averiguar que? -dijo una voz tras ellos.

-Razor y Alyssa se volvieron hacia Dany, que acababa de entrar en la tienda y los miraba con curiosidad.

Razor: Es que el otro dia.. cuando vi a Xis, acababa de conseguir un libro en Arckano antiguo y estaba en un edificio que, según acabamos de descubrir, es la Biblioteca neutral de Amakna.

Dany: ¿Que? -Exclamó-. ¿Y por qué no lo dijiste antes?

Razor: Nadie me preguntó nada al respecto -se defendió Razor.

Dany: Bueno, no nos pongamos nerviosos. Voy a llamar a Kiba. Tienes que contarnos eso con mas detalle.



-Razor y Alyssa contaron todo lo que había sucedido. Xis ultimamente se comportaba diferente, no tema amoroso, sino que hacia pequeñas escapadas por la noche y por el dia. Dany y Kiba se dispusieron a escuchar las anecdotas que Alyssa y Razor contaban a los dos adolescentes.

Kiba: De acuerdo -decidió Kiba muy serio-. Eso tenemos que investigarlo: Dany, nos vamos.

Razor: ¿A la biblioteca? -Preguntó sobresaltado.

-Kiba asintió. Razor respiró hondo; estuvo a punto de pedirle que lo dejase acompañarlos, pero, después de todo lo que había pasado, no se atrevió. Dany lo miró, adivinando lo que pasaba por su mente. Pareció que iba a hacer algún comentario, pero en aquel momento se oyó la voz de Alyssa:

Alyssa: Mirad esto.

-Se volvieron hacia ella. Hbaía pasado un buen rato buscando en la "GaZeta" noticias y artículos relacionados con la Biblioteca Neutral, y seguía con la vista fija en el Periodico.

Dany: ¿Qué es, Aly? -preguntó, acercándose-. ¿Que has encontrado?

-Los cuatro se reunieron junto al periodico. Una de las páginas mostraba una noticia de unas semanas atrás. Razor tradujo el texto Amakneano en voz alta, para que Kiba pudiera entenderlo:

Razor: "Llega a la Biblioteca Neutral un libro escrito en un idioma desconocido. El volumen, que tiene cientos de años de antigüedad, fue hallado en el interior de una vasija en el transcurso de unas excavaciones arqueológicas, cerca de la "Isla Moon".

Alyssa: ¿Y por qué no lo han llevado a un museo? -dijo, pensativa.

Razor: Aquí dice que un investigador, un tal Amcenu, está seguro de poder descifrar lo que dice. Pero no da muchos detalles.

Dany: De todas formas ya no podría darlos, porque, si él tenía el libro, a estas alturas seguro que está muerto.

-Alyssa asintió.

Razor: Mirad esta otra noticia. Es de hace tres días, y habla de la desaparición del libro... y de Amcenu.

Kiba: ¿La desaparición de Amcenu? -repitió Kiba-. ¿Quieres decir que no saben si está muerto?

Dany: Fuese quien fuese el culpable, no dejaría huellas de su paso, así que no es de extrañar que no hayan encontrado ningún cuerpo. Lo darán por desaparecido, pero jamás podrán probar que murió.

-Razor se estremeció, pensando en sus padres. Dany le había dicho que la policía no había encontrado nada en la casa de Amcenu. Simplemente... todos habían desaparecido. Incluido su mochila animada. Xis mataba, pero no dejaba cuerpos tras de sí. ¿Que hacía con ellos? El muchacho tragó saliva al preguntarse, una vez más, qué habría sido de sus padres. Todavía se hacía raro pensar que hubiesen muerto.; pero, ahora que ya se había hecho la idea, le inquietaba no tener un lugar donde ir a llorarles.

Dany: Espera -murmuró Dany, mirando fijamente una de las paginas-. ¿Puedes ampliar esa imagen?

-Antes de que Alyssa pudiera contestar, él mismo se apoderó del periodico y observó la fotografia. La portada del libro misterioso se hizo más grande, y Dany se acercó más al periodico para intentar descifrar los símbolos que aparecían en ella.

Alyssa: ¿Entiendes lo que dice? -preguntó intrigada.

-Trás un breve silencio, el rostro de Dany se ensombreció.

Dany: ¡Sagrada Irial! -exclamó-. Si es cierto lo que dice ahí eso es el Libro de la Tercera Era, escrito por los comandantes de cada Alineación, Bonta y Brakmar, habla sobre una criatura. Se supone que es un diario que recoge las experiencias de la bestia en este mundo, nuevo para el... Es el oso.

Razor: ¿Que tiene eso de importante? -cortó Razor.

Kiba: Verás Razor, esos comandantes se llevaron cosnigo objetos mágicos de gran valor. Algunos regresaron y otros no. Si ese libro es lo que dicen las crónicas que es, sin duda podrá dar al que lo lea alguna pista sobre los objertos que se perdieron en la cración del oso. Si recuperamos esos objetos podremos liberar al "Mundo de los doce". Me parece que ya se porque Xis tenía tanto interés en conseguirlo. No cabe duda de que está al tanto de lo que pasa en el mundo. Reconozco que esa noticia se me había pasado por alto.

Dany: Esta claro que debemos ir cuanto antes a investigar esto -dijo, ceñudo.

-Razor desvió la mirada. Seguía sin atreverse a pedir que le reservasen un puesto para aquella misión.

Kiba: Razor. -dijo entonces Kiba-. Ve a tu cuarto y coge algo de abrigo. Alyssa y tú venís con nosotros.

-El chico alzó la cabeza, sorprenido. También Alyssa se había quedado sin habña. Los dos miraron a Kiba y después a Dany, inseguros. El Osa sonreía, pero fue Kiba quien explicó:

Kiba: En realidad, no vamos a ir a luchar, sino solo a investigar. Nos vendrán bien vostros conocimientos; al fin y al cabo, es vuestro mundo. Y los dos soys parte del grupo.

Dany: Además -añadió Dany-. Seguro que Xis ya no anda por allí. Estará tratando de descifrar el libro. Razor y Alyssa cruzaron una mirada ilusionada. El chico reprimió un grito de alegría.


-Aunque Razor estaba contento, Alyssa no lo estaba del todo. Alyssa nada mas queria ver a Xis, queria ver su rostro, aún lo amaba.

CONTINUARÁ.
avatar
mario

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 06/05/2010
Edad : 23

Ver perfil de usuario http://www.hackzone.eshost.com.ar/index.php

Volver arriba Ir abajo

Re: [RP] El Sacrogrito Solitario.

Mensaje  mario el Sáb Jun 19, 2010 8:26 pm

Capitulo 24.

" Velas de la vida "

-Anahis se despertó de su cabaña y miró a su alrededor. Notó como la brisa surcaba su rostro, cerró los ojos y dejó rienda suelta a los aromas. Los abrió rapidamente y usmeo el aire nuevamente, alguien los espiaba. Dead se levantó tras de si y Anahis, con un movimiento fugaz sacó la espada y propino un fuerte tajo hacia Dead. Dead pudo evadir el tajo con mucha dificultad. Anahis se disculpó con la mirada y volvió a guardar la espada. Seguia habiendo alguien, aunque desconocía su paradero, Anahis sabía que estaba cerca. Entonces ladeó la cabeza y un Bwork reprimió una fuerte estocada sobre el corazón de Anahis, que, rapidamente se revolvió y pasó a escasos centimetros de su víctima. No pasó nada, pero a los pocos segundos la cabeza del Bwork cayó y Anahis pudo concentrarse en una Torre de todo tipo de Bworks situada a su frente. Con la cabeza gacha corrió habilmente dejando atrás a los Bworks, moribundos.


-Su espada se tiñió de sangre a pocos segundos de ser desenfundada, acabó con la vida de los Bworks y se dirigió a la torre. Esquivó con un magistral salto unas cuantas flechas que recorrieron su cabello desnudo. Anahis se movia como un pez en el agua, y se deslizó rapidamente hacia la base de la estructura, sacó una daga y la clavó en el tabique principal. La estructura empezó a temblar, Anahis no tenía escapatoria, unos Bworks habían bloqueado su paso hacia la salida con una puerta. Nadie la detuvo, paso habilidosamente entre los Bworks dejando a todos ellos partidos en dos o degollados a su paso. Su espada empezó a brillar y los diamantes brillaban a través de la abundante sangre.


-Subió por las escaleras como si de un Tofu se tratase, acabó con los "Arqueros Bwork" en pocos instantes y los magos no tenian nada que hacer frente a tal amenaza. La torre estaba a pocos segundos de desplomarse, Anahis desvió la mirada hacia abajo y vio a la daga salir disparada a causa de la presión. Se estaba desplomando- Tenía apenas 20 segundos para salír con vida de aquella situación. Solo había una salida, la cumbre de la torre. Siguió surcando las escaleras velozmente y los "Magos Bwork" apenas duraron un par de segundos. La frente de Anahis empezó a sudar y su cabello desprendia de sí constantes gotas de sudor debido al esfuerzo. Llego a la cumbre y mató a su ultimo contrincante, miró hacia abajo, también lo hizo hacia el interior de la Torre, le quedaban pocos segundos. Dead le tiró una bomba que se empotro junto a la pared. Ella la cogió y la tiro hacia el interior. Saltó y en el aire la estrucura explotó dejando apenas escombros y cadaveres.


-Anahis hizo unas cuantas filigranas en el aire y cayo con una maestria digna. Se levantó, clavó la gruesa espada en el suelo hasta el mango y la volvió a sacar, dejandola libre de Sangre. Finalmente, se la colgo en la espalda. Dead miró a Anahis asombrado, no podía pronunciar palabra alguna. Ya la había visto luchar, pero no asi. Era incluso mejor que su padre. Anahis se dirijió caminando hacia su cabaña y Dead la siguió, sin pronunciar palabra cogio un cubo de agua y con un trapo se frotó la frente. Dead quería decirle algo, pero Anahis con una mirada furtiva se lo dijo todo. Se secó la frente y se acicalo un poco el peinado. Cogió a su pequeño Firefux y se lo puso al hombro.

Anahis: Andando. -cortó.

Rihno: ¡Eso ha sido increible!

-No respondió.

Rihno: ¿Como lo has hecho?

Anahis: Disciplina, años de entrenamiento y sobretodo, cerebro. Algo que de lo que tu careces. sleep.gif

Rihno: Puede, pero te ayudé algo.

Anahis: Me tiraste una bomba. La tire hacia dentro por no tirartela a ti de nuevo. La torre se desplomaba sola, sin necesidad de añadir ninguna bomba o trampa.

-Dead, se quedó estupefacto, anonadado... estaba pensativo. Se dirijió de nuevo hacia Anahis pero estaba muy seria y aunque su rostro no lo reflejara, agotada. Su cuerpo lo decía todo. Y su Firefux saltó de su hombro y olisqueó el aire. Dead siguió caminando sin darse cuenta y mirando al suelo, pero Anahis se detuvo. Anahis se agachó junto al cachorro y observó que el Firefux olisqueaba una curiosa huella. Parecía una huella descalza. De talla 41 y poco profunda.

Rihno: ¿Que ocurre?

Anahis: Un Sacrogrito, de unos 12 años. Pesa poco.

Rihno: ¿Como has sabido todo eso?

Anahis: Siempre tan inutil. Mira, un Sacrogrito, generalmente, no lleva calzado y este no es una excepción. Se que es de unos 12 años porque tiene el pie pequeño, un Sacrogrito adulto tiene una talla 46 y esta es algo mas pequeña, hombre, porque las hembras tienen a esa edad una talla menos, 39 o 40. Pesa poco, la huella es poco profunda y no esta difuminada, lo cual indica que hace poco que pasó por aqui. Creo que es a quién buscamos.

Rihno: Bueno, vale. Pero hay mas huellas.

Anahis: Si. Un Osamodas un Zurcarak y una Aniripsa. El osa debe de tener unos 13 años y el Zurca unos 15, La Aniripsa no lo sé, todas tienen la misma medida de pie, son muy menudas, esta es poco inusual un 35, suelen tener un 23 por lo tanto, si mi instinto no me engaña es mayor.

Rihno: Bueno, ¿Y eso que nos indica?

Anahis: sleep.gif sigamos... -Coge al Firefux y sigue su camino sin pronunciar palabra alguna.

Rihno: U.u no ahi quien las entienda... -Se esfuerza por seguirle el ritmo.


MAS ADELANTE.


-Por fortuna, el cielo sobre Amakna estaba cubierto por un denso manto de nubes grises. Razor estaba seguro de que, de haber lucido el sol, le habría cegado. Y aun así ahora caminaba parpadeando, con la vista baja, mientras se acostumbraba de nuevo a la luz del día. Dany se detuvo para mirarlo. "Estoy bien" dijo el muchacho antes de que el Osa pudiese hacer ningún comentario. Dany movió la cabeza. Razor ya llevaba demasiado tiempo en su cabaña, durmiendo y pensando, oscuro por lo que no se acababa de acostumbrar a la luz. Dany suspiró con infinita paciencia, y Razor sonrió. El joven Osa había estudiado con entusiasmo la historia, los mitos, tecnología y costumbres de las distintas criaturas que habitan por el "Mundo de los Doce". Kiba, en cambio, seguía anclado en su mundo y en su forma de vida. Aunque avanzaba a través de las calles con orgullo y dignidad que le caracterizaban, los demás podían notar que se sentía incomodo con la ropa terráqua que había tenido que ponerse para no llamar la atención en Amakna, a diferencia de sus costumbres, su armadura Brakmariana y su lanza. Un Zaap los había llevado hacia allí al instante, pero no lo podrían volver a coger, porque no tenían ningun tipo de Zaap guardado mas adelante.


-Aunque, el Zaap los había hecho aparecer en algún lugar algo más apartado, lejos de miradas indiscretas. Pronto, sin embargo, llegaron a la biblioteca. Atravesaron el pórtico de entrada y, una vez en el patio, Razor, ya acostumbrado a la luz, alzó la cabeza para congtemplar el imponente edificio. Vio el lugar donde su conciencia se había encontrado con Xis, noches atrás, y una oleada de sentimientos lo invadió: miedo, rabia, amor, celos, desesperación... Alyssa lo rescató, diciéndole con suavidad:

Alyssa: Vamos, Razor, tenemos que entrar.

-Razor volvió a la realidad. los ojos de Alyssa estaban fijos en él y lo miraban como si de verdad ella pudiese comprenderle sin necesidad de palabras. Razor le sonrió, agradecido. Cada día descubría cosas nuevas y sorprendentes acerca de aquella chica.

Razor: Claro -dijo solamente, y se apresuró a seguir a Dany y Kiba al interior del edificio.

Alyssa: Bueno -dijo en voz baja, cuando se reunieron con sus amigos en el enorme hall de la biblioteca-. Y ahora, ¿qué hacemos?

Razor: Hay una Sala de Lectura de Manuscritos y Libros raros -informó, estudiando un plano de la biblioteca-. Yo creo que podríamos empezar por allí.

-Dany asintió.

Dany: A mí me gustaría curiosear un poco las zonas que no están abiertas al público. Oficinas, despachos, cosas así. Puedo utilizar un hechizo de invisibilidad o un pergamino de camuflaje.

Kiba: Me parece bien. Razor, tú y Alyssa id a esa sala, a ver qué averiguáis. Dany y yo iremos jntos.


-Acordaron encontrarse un rato más tarde en la entrada para comentar lo que hubieran descubierto. Habían decidido no preguntar directamente por el "Libro de la Tercera Era", pafra no levantar sospechas, pero Razor tenía otros medios de conseguir informacion. Los dos amigos de dirigieron a la sala de lectura de manuscritos y libros raros. Se detuvieron un momento en la puerta, impresionados por lo grande que era. En un silencio absoluto, estudiantes, investigadores y bibliófilos en general estaban absortos en el estudio de manuscritos y diversos ejemplares de libros antiguos, incunables y manuscritos divesos. Alyssa se sintió intimidada; al fin y al cabo, ellos eran solo unos niños, y aquel lugar era muy serio y formal. Pero Razor no se arredró en absoluto. Se dirigió al mostrador, extrajo una libreta y un bolígrafo de la mochila y esperó pacientemente a que alguien lo atendiera. Cuando la empleada se acercó a él para ver qué quería, el chico le preguntó algo con exquisita educación. Ella pareció molesta al principio, pero Razor siguió hablando, y la bibliotecaria no tardó en sonreír ampliamente.


-Alyssa contempló con admiración cómo Razor se ganaba la confianza de la mujer con su simpatía natural. Sonrió cuando vio a su amigo tomar notas frenéticamente y quiso acercarse, pero comprendió enseguida que, con su escaso dominio del "Amakneano" poco podría hacer ella para ayudar. De modo que se sentó en un asiento libre y, simplemente esperó. Poco despues llegó Razor, con los ojos brillantes. Alyssa supuso enseguida que había averiguado cosas interesantes. Salieron a la plaza y aguardaron a sus amigos junto a la estatua del hombre sentado, que resultó ser Amayiro, miembro de la organización bonta. Según averiguó Razor, estudiando un folleto que había obtenido en la entrada.

Alyssa: bueno, cuéntame -lo apremió Alyssa-. ¿De qué habéis hablado?

Razor: Le he preguntado acerca de los libros antiguos que llegaban a la biblioteca. Me ha dicho que no están a disposición del público, sino que solo los investigadores y expertos, como Amcenu, pueden consultarlos, y solo con permiso especial. Si logramos encontrar a ese tal Amcenu puede sernos de gran ayuda.

Alyssa: ¡Entonces podremos recuperar el libro y averiguar qué buscaba en él Xis, y información a cerca del Oso

Razor: Eso es lo que estaba pensando. Aunque ya no me he atrevido a preguntar por nuestro libro en concreto.

Alyssa: Pero, ¿Como has conseguido que te cuente todo eso?

-Razor se encogió de hombros.

Razor: Le he dicho que era para un trabajo del Colegio de Amakna. Y que de mayor quería ser bibliotecario, como ella. Y... no sé, algunas cosas más.

Alyssa: Eres diabolico, Razor -comentó Alyssa, admirada.

-El chico sonrió.

Razor: Lo sé.

-Kiba y Dany no tardaron en aparecer por allí. Razor les contó lo que habñia averiguado; por su parte, ellos también traían noticias.

Dany: Nos hemos colado en la zona de los despachos -dijo el joven-, y hemos oído algunas cosas interesantes. Por lo que he podido entender, todos están que echan chispas porque han perdido definitivamente "El libro de la Tercera Era". No solo ha desaparecido el manuscrito, sino también todas las copias que había en la biblioteca: Tofufichas, copias en papel y hasta páginas con vitrina. No cabe duda de que Xis hace su trabajo a cociencia.

Razor: ¿Que quieres decir que borró los documentos del la biblioteca? -preguntó Razor, incrédulo-. ¿No se supone que es Brakmariano?

Kiba: ¿Y que? yo también lo soy, y he apredido a usar los códigos de las cajas fuertes. Ese chico es endiabladamente listo. No me extrañaría que conociese tu mundo mejor que tú.

Razor: Pero tiene que haber un límite -murmuró Razor, sacudiendo la cabeza-. Lleva solo tres años por aquí, ¿no? No puede haberlo apredido todo, las costumbres, el tipo de funcionamiento de la ciudad...

Dany: En cualquier caso, le han echado todas las culpas a Amcenu, pero hace varios días que nadie sabe de él.

Alyssa: Se donde vive Amcenu, esta en el puerto de Madrestam. Si pudiesemos llegar...

Razor: ¿Creeis que podríamos registrar su casa para ver si encontramos alguna copia del libro?

-Kiba asintió.

Kiba: Me parece buena idea.

Razor: Pero, ¿cómo vamos a hacerlo? Ni siquiera sabemos en que casa vive.

Dany: Pues lo averiguaré -sonrió Dany-. Un Osa tiene sus metodos...


CONTINUARÁ.
avatar
mario

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 06/05/2010
Edad : 23

Ver perfil de usuario http://www.hackzone.eshost.com.ar/index.php

Volver arriba Ir abajo

Re: [RP] El Sacrogrito Solitario.

Mensaje  mario el Sáb Jun 19, 2010 8:27 pm

Capitulo 25.

" Xis revolution"


-Xis se despertó en medio del campo, desconcertado. Miró a su alrededor, nada nuevo, todo seguía en calma. Pensó en Alyssa y como estaría, ¿le echaria de menos? lo dudaba mucho. Xis se caracterizaba por no dejarse llevar por sus sentimientos ni por sus impulsos, su coraje y mente de hierro probaban en todo momento un caracter frío e inmutable a cualquier situación. Se levantó con asombrosa agilidad, como si haya estado horas levantado. Profirió una mueca de desprecio al ver a unos "Mosquitos" sobrevolatrle la cabeza. Se quitó la capa y miró al cielo, aún era de noche, faltarían unos 40 minutos para que el sol saliera. Su melena negra brilló bajo la luna. Sus ojos atigrados y marrones relucían en su rostro. Se volvió a poner la capa y se tapó el rostro con un antifaz, dejandose al descubierto medio rostro y uno de los ojos. Agarró su espada y se la colgó a su espada.


-Se llamaba Ryass, su gélida espada, brillaba en son de las estrellas. Ese tipo de espadas tenían un tipo de alma, tenían vida propia y solo podía enfundarlas una persona. Al igual que Razor portaba su Homivat, envuelta en fuego cuando Razor la enfundaba, aunque Kiba tenía la mas poderosa de las dos, Maiass, la espada de la oscuridad, su mango era grueso como cualquier otra espada, pero su filo era negro y ancho de si emanaba una fuerza maligna densa, aunque Kiba no la utilizaba mucho, prefería utilizar sus multiples hechizos. Las tres espadas les pertenecian a cada uno de ellos y cualquier otro que las utilizase hechizaría acada uno de estos. La Ryass congelaria al portador, la Homivat lo quemaria, y la Maiass... bueno, basta con decir que simplemente los mata envueltos de una sombra.


-En cualquier caso Xis, a pesar de ser Aniripsa tenía una asombrosa facilidad para conducir su ancha espada, moverla, ejecutar con ella... cualquier cosa, Xis era un espadachin nato y ultimamente ya no utilizaba su varita, la Ross, hermana de su espada. La consiguió en uno de los torneos en que participó cuando él no tenía a nadie. Xis había pasado toda su vida solo, y aunque sea difícil de creerlo, se sentía comodo estando solo. Xis notó que los arboles susurraban, y unos Cuerboks emergieron de uno de los arboles del bosque. Había alguién, sabía donde estaba, pero no sabía quién era. Entonces por fin una figura tosca y ancha se movió entre los matorrales. Xis desenfundó su espada y enseguida empezó a brillar.


-Xis se movió rapido y se cubrió detrás de uno de los arboles, lo había perdido de vista, pero Xis tenía otro as en la manga. Podía olerle. Cerró los ojos y no los abrió caminó lentamente entre los matorrales, guiado unicamente por el sonido el olfato y el tacto. La espada rozaba el suelo y enseguida este empezó a congelarse a su paso. El intruso se quedó quieto, viendo como se acercaba, aunque lo subestimó y decidió quedarse en el mismo sitio. Xis se quedó inmovil, justo delante de él. El intruso confió en que no se había dado cuenta de que estaba justo delante de sus narizes. Pero no fue así.

Xis: Se que estas hay... Elrion. -dijo con los ojos cerrados todavía.

-Elrion se quedó asombrado, ¿como lo había detectado? y aun más asombroso ¿como sabía quien era con los ojos cerrados? Elrion no se detuvó y no se lo pensó dos veces, desenfundo sus dos dagas y las tiro hacia el torso de Xis, pero para su asombro él fue mas rápido y esquivó una de las dagas que paso a escasos centímetros del rostro de Xis, y con una rapidez digna de un relampago cogió una de las dagas al vuelo. Acto seguido la tiró a un lado y siguió avanzando hacia Elrion, el cual retrocedía mas mas y mas. Xis abrió sus ojos y miró furtivamente a Elrion. Elrion sostuvo la mirada en aquellos gélidos ojos.

Xis: Siempre supe que tú serías el primero en morir.

-Xis abrazó a Elrion y le clavó su espada, que atravesó su cuerpo por completo. Elrion profirió una mueca de dolor y se quedaron abrazados, uno junto al otro, rostro con rostro. La espada de Xis se congeló al instante y con ella también produjo el mismo efecto en Elrion. La sangre goteaba de la espada de Xis, y Elrion casi vomitaba sangre. Una escena sangrienta. Xis soltó rapidamente a Elrion y lo miró aun de pie. "Adios" fueron las palabras de Xis mientras Elrion cayó en redondo. Xis clavó la espada en el cesped y la sacó rapidamente, dejandola libre de sangre y la volvió a enfundar. Miró a Elrion otra vez.

Xis: Pudiste haber sido un buen ayudante. -Miró hacia su rostro-. Pero me has subestimado, viejo.

-Xis se dió la vuelta y sin mirar atrás siguió su camino hacia el sur. Se internó en el bosque y se perdio entre los arboles y la vejetacion. Los pequeños roedores ya empezarón a acudir al cuerpo helado y sin vida de Elrion. Xis siguió caminando sin pensar en Elrion ni un solo segundo. Ya llevaba dos horas caminando los primeros rayos de sol alumbraron las flores, las cuales se empezaron a abrir. La espada de Xis ya no estaba en contacto con él, sino que estaba en su espalda, por lo tanto se apagó y el hielo se derritió dejando a la vista la ancha hoja de su Ryass. Xis notaba una presencia, los Blops se comportaban muy raros. Se supone que debería andar por las llanuras de Cania o cerca del bosque Abráknido, pero no en medio del bosque. Parecía que huian de alguién. Alguién que venia desde el norte. ¿Quién sería?


-Derrepente un Anutrof se le cruzó en su camino y Xis se revolcó sacando elegantemente su Ryass que se congeló al instante emanando una luz azulada. El Anutrof levantó las manos y dió media vuelta en señal de demostrar que estaba desarmado. Xis se relajó y volvió a enfundar su espada.

Anutrof: Tranquilo amigo.

Xis: No soy tu amigo. ¿Que haces por aquí? no suelen haber mucha gente en medio del bosque.

Anutrof: Soy explorador. -le ofrece la mano, pero Xis la rechaza y el Anutrof la baja-. Trabajo en este libro, ¿lo conoces?

-A Xis le dio un vuelco al corazón. El Anutrof le enseñó un pergamino con una foto de un libro "El libro de la tercera era" Xis pensó por un momento matarlo, pero si lo mataba la gente sospecharía. No dijo nada, se dió la vuelta y echó a correr. Pronto se perdió entre el bosque y el Anutrof se encogió de hombros y siguio caminando.


ALGO MAS LEJOS.


-Anahis llevaba horas caminando. Dead la seguía algo cansado, pero firme en todo momento. El Firefux lo miraba con despreció mientras comía unas bayas que le ofrecia. Dead tenía unas ganas tentadoras de acabar con ese perro sarnoso, pero decidió dejarlo en paz, al fin y al cabo era el acompañante de Anahis y si descubria que él lo había matado haría lo mismo o peor con Dead. Bajo la falsa identidad en la que Dead, ahora Rihno, se ocultaba, podía estar con Anahis sin que sospechase nada. Anahis jamas miraba atrás. Tenía unas vestiduras cortas de cuero hasta la cadera, (extremadamente Sexy xD) y su pequeña cruz en el pecho. Anahis llevaba tiempo sin compañia y le gustaba, despues de todo. Dead era un poco mas bajo que ella, pero de todas formas no se dejaba intimidar.


-Caminaron hacia el sur, y pronto encontraron la primera pista. Anahis enseguida se dió cuenta de que muchos "Cuerboks" sobrevolaban, muy agitados, el cielo y el bosque estaba ligeramente agitado. Olía a podrido y Anahis enseguida se dio cuenta. Se paró.

Rihno: ¿Qué pasa? -gritó, molesto-. ¿Por que te paras?

-Anahis no respondió ocupada usmeando el aire. El aire estaba en su contra y sentía el olor putrefacto, lo cual indicaba que el cadaver estaba delante de ellos. Anahis siguió caminando y Dead también siguiendola algo molesto por lo de antes. Llegaron a un claro y vieron a "Cuerboks" entorno a algo, no se veía. Anahis pronto se acerco y los Cuerboks volaron. Un cadaver. Anahis profirió una mueca de asco. Era un Xelor, sin vendas, los ojos le habían desaparecido y en su interior no había nada, solo habían muchos gusanos y muchas moscas, su estomago estaba helado, aunque el hielo se había derretido y ya empezaban a aver muchos gusanos, tenía una fuerte herida en el estomago, y su piel estaba tan consumida por los cuerboks y por los gusanos que casi se le podían ver los huesos. Anahis se tapó la nariz.

Rihno: Conque era esto.

Anahis: Hace horas que está aqui. -Observó.

Rihno: Si, la herida es muy reciente. Pero no puede ser

Anahis: ¿A qué te refieres?

Rihno: Los cadaveres como este suelen oler asi a los 3 dias, y salen gusanos. Pero por la herida parece que hace 5 horas que ha sido ejecutado. -Dijo, extremadamente pensativo.

Anahis: Exacto. ¿No lo hueles?

Rihno: No, soy un Sram. ¿Recuerdas? no tengo sentido del olfato.

Anahis: Eso explica por que no te diste cuenta del olor.

-Dead tocó el vientre del cadaver. Dead, como buen Sram que era, tenía mucha experiencia en este tipo de matanzas. Sabía hace cuento tiempo exactamente había muerto y como o de que había muerto, y todo eso con el tacto o el aspecto de la víctima.

Anahis: ¿Como sabes todo eso? -lo miró sorprendida.

Rihno: Pues tengo muy buen sentido del tacto y puedo sentir la temperatura, la dureza, o cuanto de tierna esta la carne, de esta manera puedo saber muchas cosas. Si la carne esta muy seca por fuera, pero muy blanda por dentro significa que esta en perfectas condiciones y que hace menos de 1 hora que ha muerto. Pero este cádaver es diferente, nunca he visto nada igual. Por la temperatura el tipo de herida y la sangre, se que hace apenas 5 horas que se ha muerto, pero como te dije antes es muy raro que hayan gusanos. Además los Cuerboks no han comido nada, los Cuerboks solo comen carne fresca, y esto no esta muy bueno que digamos. -dijo con los ojos cerrados.

Anahis: ¿Entonces por que han sido atraídos por la carne?

Dead: Ni idea. -volvió a tocar al cádaver-. Era viejo. De unos 60 años.

-Anahis se levantó y vió unas huellas en el suelo. Hierba pisada. Eso solo podía significar una cosa; el asesino tuvo que haberse ido al instante y no se quedo en ningún momento para hacerle nada. Por otra parte, en el suelo había sangre, mucha unos 4 litros aporoximadamente, eso indica que cuando el Xelor fue herido no murio hasta que se desangró. Pero, ¿Como un Xelor puede aguantar tanto tiempo vivo, con ese tipo de herida? no puede ser. A menos que...

-Dead interrumpió su pensamiento.

Rihno: Anahis. Solo hay una explicación. -abrió los ojos,

Anahis: Cual. -dijo volviendose bruscamente.

Rihno: Una espada con vida propia.

Anahis: He oido hablar de ellas. Cada una produce un efecto distinto, esta congela.

Rihno: Creo que es al que buscamos.

Anahis: Vamos. -dijo con un gesto de muñeca.


MÁS LEJOS...


-Los "metodos" de Dany consistían en mandar a un Tofu a infiltrarse en cada una de las casas de Madrestam. Dany tenía una piedra partida por la mitad que podía comunicar con el Tofu y de esa manera saber que siente, que ve, que hace y como no, donde está. La suerte les sonrió. En el segundo domicilio que visitaron, situado en una vieja casa situada en medio del puerto, una vecina locuaz les confirmó que, en efecto, allí vivía el investigador al que habían acusado de fugarse con un libro de gran valor. Los miembros de la Resistencia se movian por aquel puerto, por lo que decidieron hacerse pasar por ellos. Ya sabían que Amcenu vivía solo y que, por tanto, no encontrarían a nadie en la casa. Subieron las escaleras en silencio, sintiéndose unos ladrones. Cuando estuvieron ante la puerta de la casa de Amcenu, Dany cruzó una mirada con sus amigos y giró el picaporte. La puerta debía de estar cerrada con llave, pero se abrió sin resistencia ante el Osamodas.


-Los cuatro entraron en la vivienda sin hacer ruido. No se atrevieron a encender las lamparas de aceite, pero Razor había traído una velo y, por otro lado, por las ventanas entraba bastante claridad. Recorrieron la casa hasta encontrar el despacho; entraron en él y comenzaron a curiosear por las estanterías y los archivadores. Dany encendió una de las antorchas y la cogió, seguidamente empezó a examinar los documentos más recientes.

Alyssa: Este tipo es muy desordenado -Suspiró Alyssa-.

Razor: Puede que Xis lo dejara todo así cuando registró el despacho.

Dany: No. Te aseguro que dejó el despacho exactamente como lo encontró.

¿?¿?: ¿¡Que haceis? -Dijo una voz tras ellos-. ¿¡Quienes soys!?

-Era Amcenu. Estaba muy serio y les apuntaba con una ballesta, de hoja muy afilada. Les acechó a cada uno. Se mostró nervioso y eso Kiba lo notó. Su increible experiencia pudo saber que el anciano no dispararía la flecha contra él, por lo que empezó a avanzar poco a poco. El viejo advirtió varias veces de que se quedara quieto y Kiba obedeció, pero enseguida volvió a seguir caminando hasta ponerse justo delante del Anutrof y lo miró desde arriba amenazante. Kiba observó el filo de la flecha, era de sílex, real, aunque se sorprendió al ver que no había gatillo. Entonces Kiba cogió lentamente la ballesta y se la arrebató. Después la tiro a sus pies y la pisó. La flecha no se rompió, aunque si lo hizo la ballesta, que con asombrosa facilidad, se quebró bajo sus pies.

Amcenu: ¿Que haceis en mi casa?

-Dany se apresuró a intervenir.

Dany: Tranquilicese, solo buscabamos el "Libro de la Tercera Era" ¿Sabes de qué se trata?

Amcenu: Lo sé. Pero lo robaron hace tiempo.

Razor: ¿Viste quién era?

Amcenu: No. Estaba encapuchado.

Kiba: Era Xis.

Dany: Gracias, pensamos que estaba muerto y entramos a la fuerza.

Amcenu: Pués no lo estoy. ¿Para que necesitais ese libro?

Alyssa: Para salvar el mundo, con su ayuda.

Amcenu: ¿Mi ayuda?

Kiba: Volvemos al refugio, Amcenu, siguenos.

Dany: ¿Tiene un pergamino llamado, "La sagrada Irial"?

Amcenu: Si, sobre la leyenda del oso.

Dany: ¿Puedes acompañarnos hasta allí?

Alyssa: Usted es el unico que sabe el camino.

Amcenu: Bueno...

Razor: De acuerdo.

Kiba: ¡Vamos!

CONTINUARÁ
avatar
mario

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 06/05/2010
Edad : 23

Ver perfil de usuario http://www.hackzone.eshost.com.ar/index.php

Volver arriba Ir abajo

Re: [RP] El Sacrogrito Solitario.

Mensaje  mario el Sáb Jun 19, 2010 8:28 pm

Capitulo 26.

" Hablemos de Historia "


-Antes de partir con Amcenu, todos se unieron a la búsqueda de recaudar mas información sobre Xis. Dany fue comprobando en los archivos de Amcenu, uno por uno, todos los documentos impregnados en tinta que encontraron en el despacho. Pero fue inútil. Razor iba a rendirse cuando sus ojos se detuvieron en unas cajas con documentos que había sobre una de las estanterías. Ladeó la cabeza, sopesando una idea que se le acababa de ocurrir. Se acercó al equipo y empezó a abrir las cajas que se apilaban junto a él. Hubo una que le llamó especialmente la atención por mostrar el dibujo de un dragón en la carátula. Lo abrió, pero estaba vacío. Iba a abandonar su búsqueda, decepcionado, cuando se le ocurrió dónde podía estar el documento que buscaba. Encendió una vela de aceite. En el papel había un único escrito, sin ningúna indicación. Razor tuvo una corazonada.

Razor: Prueba con esto, Dany -le dijo al Osa, tendiéndoselo.

Alyssa: Razor, eso son los derechos de la vivienda.

Amcenu: Tiene razón. -dijo el anciano, que lo había estado observando.

Razor: Tal vez. O tal vez no.

-Dany ojeó el documento. Los cuatro se inclinaron hacia él, conteniendo el aliento. Una retahíla de documentos apareció ante sus ojos. Dany leyó uno de ellos, y les mostró la fotografía de una página amarillenta recorrida por líneas de símbolos extraños, como patas de "moskito" salpicadas de pequeños triángulos. Kiba respiró hondo al verlo, sorprendido.

Dany: Entonces era verdad -murmuró-. Es el "Libro de la Tercera Era"

-Pero Kiba sacudió la cabeza, ceñudo.

Kiba: ¿Por qué Xis dejaría atrás algo así?

-Dany se encogió de hombros.

Dany: Puede que Razor tenga razón y simplemente no sepa tanto como creemos.

Alyssa: Yo estoy segura de que, si el documento hubiese estado a la vista, se habría dado cuenta enseguida de lo que era y se lo habría llevado.

-Amcenu contempló, pensativo, la portada con la imagen del dragón.

Kiba: Amcenu, ¿Porque guardabas una copia del libro en un lugar como este?

-Amcenu abrió la boca, pero Razor le interrumpió.

Razor: Estaba escondido. Lo introdujo en esas cajas para qué no lo encontrarán.

Amcenu: Si. Soy Bontariano.

Dany: Mientes, no puede ser. Un bontariano no saldría en los medios de comunicación diciendo que puede descifrar un libro misterioso. Es una manera muy estúpida de llamar la atención...

Razor: ... A no ser que él no supiera nada de Xis. -sugirió-. Puede ser, ¿no? Tal vez no con so quiso asegurarse de que le dejaban ver el libro. Luego... quizá se diese cuenta de que alguien andaba tras sus pasos y escondió una copia... esperando que alguien la encontrase.

Amcenu: Bien. Ya teneis lo que habiais venido a buscar. Volved a casa. Ya seguireis pensando en ello después.

Dany: Usted viene con nosotros.

YA EN EL CAMPAMENTO.

-Dany cogió algunas de las ojas que encontró en los cajones y las examinó, frunciendo el ceó. Alyssa se acercó a él y, poniéndose de puntillas, espió por encima de su hombro.

Alyssa: ¿Entiendes algo? -preguntó.

Dany: Es una variante antigua del Amakneano arckano -dijo el Osa, acercándole la hoja para que pudiera verla-. ¿Reconoces estos símbolos?

Alyssa: Algúnos me son familiares, pero la mayoría son diferentes de los que me has enseñado.

Dany: No tánto, fijate bien.

-Los dos se sentaron y esparcieron las hojas por encima de la cama de su campamento. Razor siguió recogiendo las hojas que había traído Amcenu. Cuando se las llevo a Dany y Alyssa, los vio muy juntos, concentrados en lo que hacían, sus cabezas casi rozándose. Dany explicaba pacientemente el significado de cada uno de los símbolos, y Alyssa lo escuchaba poniendo toda su atención en ello. Razor sonrió, pero sintió una punzada de celos. Se preguntó si Kiba y él llegarían a llevarse tan bien como Dany y Alyssa.

Kiba: ¿Alguna pista? -preguntó entrando al campamento.

-Dany levantó la cabeza

Dany: Tardaremos un poco en descifrar el libro. Mientras tanto...

-Pero no terminó la frase. Ni Razor ni Kiba sabían leer Amakneano arckano, de modo que no podrían ayudar. Amcenu estaba durmiendo en una amaca, fuera del campamento, al fin y al cabo no les sería de tanta ayuda.

Kiba: Ojearé los libros que hemos encontrado y buscaré información sobre "El Libro de la Tercera Era"

Razor: Te acompaño -dijo, contento por tener algo que hacer; dejó los folios que faltaban sobre la mesa, cerca de Dany y añadió-. Creo que eso es todo.

-Se despidió de sus amigos con un "hasta luego", pero ni Dany ni Alyssa parecían oirle; estaban enfrascados en su labor. Kiba ya había salido del campamento a por sus libros, y Razor le siguió.

Razor: ¿Qué es la tercera era? -preguntó, una vez en la biblioteca.

Kiba: La llamada Era de la Contemplación -explicó Kiba, mientras repasaba con el dedo los lomos de los libros de una de las estanterías-. Hubo guerra entre Brakmarianos y Bontarianos, una de tantas; las Iglesias de Bonta vencieron y se hicieron con el poder del "Mundo de los Doce", y la autoricad de los Oráculos sagrados de Brakmar prevaleció sobre el poder de las Torres de hechicería. Así comenzó la Tercera Era. Los Brakmarianos proclamaron que la magia de los Bontas suponia un desafío a los dioses y una aberración nacida de los designos del Séptimo, Rushu, el dios oscuro, y persiguiron y ejecutaron a gran número de Bontarianos. Muchos tuvieron que huir... hacia otros lares neutrales, como Amakna o el propio desierto de "Las llanuras de Cania" . Ese fue el primer éxodo de Bontas, los primeros que llegaron aquí, a Amakna. Ellos crearon este pueblo que hoy en dia les debemos a los Bontas.

-Razor asintió. Recordaba haber oído antes aquella historia.

Kiba: Justo lo que imaginaba -comentó Kiba, dejando un montón de gruesos volúmenes sobre la mesa-. Fíjate en esto: todos estos libros hablan de la Tercera Era, y están escritos en Amakneano común, no en arckano.

Razor: ¿Qué quieres decir con eso?

Kiba: Pues que, al fin y al cabo, los escribieron Bontas que habían huido de Bonta por culpa de la persecución de los Brakmarianos, y vertieron ríos de tinta para hablar de ello. Me apuesto lo que quieras a que estas páginas estarán llenas de lamentos y maldiciones contra los Bontas y los Oráculos. "El Libro de la Tercera Era", en cambio, está escrito en arckano, por lo que suponemos que cuenta con cosas mucho más interesantes, y secretos de los Bontas que no querían que fuesen conocidos fuera de su orden. Pero lo cierto es que ellos nunca son tan locuaces a la hora de hablar de la Era oscura.

Razor: ¿La Era Oscura? -repitió Razor, interesado-. Cuéntame.

Kiba: La Segunda Era. El llamado Impero de Fire -explicó Kiba con un suspiro-. El más poderoso nigromante que existió jamas, y que actualmente aún vive. Todos los Brakmarianos se pusieron de su parte y gracias a ellos, los brakmar se apoderaron del mundo por primera vez.

Razor: ¿Ya lo habían echo antes?

Kiba: Oh, sí. La historia tiende a repetirse, ¿no te parece? La guerra de la que te hablaba antes, la que se libró entre las Torres y los Oráculos y en la que finalmente vencieron los Brakmarianos, fue provocada por Fire y sus magos aliados. Aquella vez, los dragones (Brakmars) vencieron a los Bontas (Serpientes). Pero, lógicamente, los magos cayeron en desgracia. Por eso los Oráculos tomaron medidas tan severas durante la Era de la Contemplación. Claro que los Bontas dicen que fue por culpa de un objeto mágico que poseía Fire, que gobernaba las voluntades de todos ellos y que los obligó a ponerse de su parte, a nosotros los Brakmarianos.

Razor: ¿Un objeto mágico?

Kiba: Tonterías de magos. -replicó Kiba, encongiéndose de hombros.

Dany: Shiskatchegg -dijo entonces la voz de Dany desde la puerta-. El Ojos de la Serpiente. No es ninguna tontería. Gracias a los dioses, ese artefacto maldito se perdió para siempre tras la derrota de Fire. La Era Oscura no es algo de los miembros de la Orden Mágica estemos orgullosos, así que te agradecería que no bromeases con ello.

-Kiba clavó los ojos en Dany, muy serio.

Dany: ¿Tengo aspecto de estar bromeando?

Razor: Basta ya

-intervino; Kiba y Dany eran amigos, pero cada uno era de un bando diferente, Bonta y Brakmar, la orden militar a la que ambos pertenecían se hacia llamar "Los caballeros de Nurgon", Kiba nunca había aceptado a los Magos como Dany, de hecho, por lo que Razor sabía, habían sido siempre el brazo armado de cada bando, con lo que sus relaciones eran muy amistosas, aunque, habian veces que discutian sobre Bonta y Brakmar.

Razor: Sé que los dos tenéis dos puntos de vista diferentes con respecto a algunas cosas, pero me parece que no es el momento de desenterrar viejas diferencias. ¿O sí? Eso pasó hace 6 años demasiado tiempo; vosotros ya no luchais por ningúno de los bandos.

Dany: Tal vez sí -su tono de voz había dejado de ser desafiante-, porque me parece que ya sé lo que está buscando Xis: el Báculo de Ayshel.

Kiba: ¡Ayshel! -repitió, sorprendido-. ¿Te refieres a la Doncella de Akuadala? ¡¿Melissa?!

Alyssa: El libro de la Tercera Era incluye un dibujo del báculo, así que me temo que es más que una leyenda. Sin duda los Bontas se lo trajeron consigo durante su exilio y ahora está en algún lugar en posesión del Oso. Estoy convencido de que el libro nos dirá exactamente dónde. Solo tengo que descifrarlo...

Kiba: Pues date prisa -lo urgió Kiba-. Si esa cosa existe, debemos evitar a toda costa que Xis se haga con él.

Alyssa: ¿Por qué? ¿Que pasa si lo coge?

Kiba: ¿Has olvidado quién es Xis? nos ha traicionado.

-Alyssa se volvió, muy defraudada.

Razor: ¿Que hace exactamente ese bastón?

Dany: Báculo -corrijio Dany, mientras se sentaba-. Sentaos tengo una historia que contaros.

CONTINUARÁ
avatar
mario

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 06/05/2010
Edad : 23

Ver perfil de usuario http://www.hackzone.eshost.com.ar/index.php

Volver arriba Ir abajo

Re: [RP] El Sacrogrito Solitario.

Mensaje  mario el Sáb Jun 19, 2010 8:29 pm

Capitulo 27

"Historia interrumpida"

-El viento soplaba, la brisa balbuceaba entre las cortinas de hojas. Los tiempos habían cambiado desde que los caminos de nuestros protagonistas se cruzaron, triangulos amorosos, traiciones, ¿Qué les deparará el futuro? Han pasado 4 años desde qué se conocieron y aún no han conseguido lograr su objetivo. Dead y Anahis siguen surcando el mundo en busca de venganza y sangre, Razor Xis y Alyssa están todavía separados, aunque enlazados aún por el amor que les une a distancia. Kiba ahora és principe de Amakna y sumo responsable de la humanidad que rodea nuestro mágico mundo. Dany ha comprado una casa en el puerto de Madrestam y su relación con su prometida es aún mas intensa. Dofus jamás ha estado tan tranquila como entonces, no hay guerras, no hay bandos. Eso esta malo, sí, lo sabemos, ¿Pero puede ser nuestro fin? ahora nuestras dudas no tienen respuesta. La historia de la que hablaba Dany, era su futuro, su pasado y su legado, a fin de cuentas ¿no eran ellos los que debian salvar el mundo?. Rushu se ha apoderado de Dofus, aunque parece qüasi inactivo. La historia se repite, nuestros heroes han crecido, pero a la vez se han desvanecido, ¿es esta una de las histórias de las que hablaba el dios Bolgrot? ¿Los dofus caeran en nuevas manos? Ya no hay vuelta atrás, es hora de actuar.


Brakmar 00:03 pm. Prisión.

-Las celdas mugrientas de Brakmar rebosan de muerte, odio y horror. Nuestra salvación depende de los que antaño fueron nuestros heroes. Nuestra salvación depende de los que antaño fueron nuestros enemigos, ¿Tiene algo que ver esto con la historia? aparentemente no, solo aparentemente.

?¿?¿?: Que pase. -Dijo una voz fría.

Guardia: Aquí está señora.

?¿?¿?: Perfecto. Os podeis retirar.

-La figura delgada y alta posaba junto a la ventana de la prisión Brakmariana. La sala estaba oscura, las antorchas solo iluminaban un tercio de la sala, mientras que la oscuridad se desvanecia sobre ella. Se dio la vuelta, dejando mostrar a la vista un par de pies y una leve tunica de lino blanca y roja. Avanzo un paso, luego dos, tres hasta que se depositó junto a su raptor. Le miro desde arriba, el preso tenía la cabeza gacha y parecía delgaducho e inofensivo. Llevaba una túnica blanca y muy gruesa, de tono grisaceo también. La sala quedó unos instantes en pleno silencio, un silencio ensordedor. Se agachó a su prisionero y dejó ver su rostro y su larga melena naranja. Anahis.

Anahis: Ya no me sirves. Por tu culpa he estado a punto de matar a mi hermano, a la persona que siempre he ansiado encontrar y que por tu culpa, no encuentro.

-Le dió la vuelta y se volvió a agachar, esta vez cerca de su oido.

Anahis: Maté a tu padre, Dead. ¿Recuerdas? aquella noche. *Leve risa* creo que deberías compartir el destino de tu padre.

-Le cogió la esquelética cara magullada y la volteo hacia ella.

Anahis: Aunque, podrías serme util. Podrías conducirme hasta mi hermano, siempre y cuando no vuelvas a traicionarme.

Dead: Prefiero muerte a caer en una trampa de tu calaña.

-Anahis se mordió los labios y le soltó la cara. Acto seguido se levanto y se dirijio hacia su pequeña chimenea encendida y cogió una varilla de metal con un logo con una calavera plasmada en la punta y la dejó posar en el fuego mientras se giraba por enesima vez hacia Dead.

Anahis: Qué pena. Tenía confianzas en ti, creia que podrias serme util, por una vez en tu vida, lograrías ser quien has querido ser.

Dead: ¿A qué te refieres?

-Pero Dead jamás tuvo una respuesta a cambio. Anahis se violvió en redondo hacia el cilindro metalico y lo miró detenidamente. Estaba al rojo vivo y ardía. Se acercó hacia Dead y le safó la capucha con un brusco gesto de muñeca.

Anahis: No sé si hacerlo o no, pero despues que atraviese tu cráneo con este logo, todos conocerán la autora de tu trágica muerte, todos te verán como un impostor. Justo lo qué siempre has deseado ser.

-Dead cerró los ojos y dejó escapar un bufido por la nariz. En ese mismo instante Anahis clavó suavemente el logo en su craneo, profiriendo un horroroso gémido de la víctima. Empezó a clavar más el cilindro, el cráneo empezó a agrietarse. Pero entonces las ventanas se rompieron y de ellas una exalación de humo negro y sombras recorrió la sala. Anahis se puso en pie de un salto, mientras qué Dead aprovechó para escapar. Una de las sombras se detuvo ante ella y empezo a girar y a girar. Entonces, como si de mágia se tratase el humo y el barullo dejaron asomarse un esbelto cuerpo, unas bífidas alas y un rostro sereno, aunque tenso. Xis.

-Anahis sonrió. Sabía quién era, pues Xis tramitaba con ella para localizar a sus enemigos, aunque ellos no tenían ni la más minima relación.

Anahis: Has vuelto. Oportuno, como siempre.

Xis: No tenía otra manera de entrar para eludir a tus guardias, y lo sabes.

Anahis: Dime rápido lo que deseas, tengo trabajo por hacer.

Xis: No vengo por trabajo, ni por información, vengo a pedirte que me ayudes a eliminar a un gusano.

Anahis: De qué se trata.

Xis: Se hace llamar Razor.

Anahis: ¿Sabes exactamente su paradero?

Xis: A eso vengo, le perdí la pista hace años y desde entonces me he dedicado a buscarle.

Anahis: Ajá, el principito quiere que una Brakmariana le ayude. Lo haré.


-Anahis desplegó sus enormes alas, dejando a Xis inofensivo a su lado. Xis había crecido, su pelo era ahora mas largo, era alto y delgado y sus alas habían crecido el doble.


Xis: ¿Técnica de impresión? creo que eres consciente de qué no me sorprenderás con esas alas.

Anahis: Lo sé.

Xis: ¿Dónde piensas empezar a buscar?

Anahis: No lo haré, el vendra hasta mi. wink.gif


CONTINUARÁ.
avatar
mario

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 06/05/2010
Edad : 23

Ver perfil de usuario http://www.hackzone.eshost.com.ar/index.php

Volver arriba Ir abajo

Re: [RP] El Sacrogrito Solitario.

Mensaje  mario el Sáb Jun 19, 2010 8:30 pm

Capitulo 28


-Una bella doncella miraba la luna plasmada en el cielo negro y despejado de la oscura noche. Las banderas ondeaban sobre su habitación y las cortinas eran como unos capullos de seda ya eclosionados. Se llamaba Melissa, la joven Osamodas qué siempre habia soñado viajar y explorar el mundo. Tarareaba una vieja canción mientras que un joven esbelto y delgado abrazaba su cuerpo delicadamente. Su cara se fundió con el cabello de la joven embarcandose en una agradable sensación de amor y ternura. Le chica se volvió lentamente. Miró la cara del joven Zurcarak y lo besó apasionadamente. Era Kiba. Sus musculos rodeaban la cintura de la joven haciendola sentir en un sueño. Cuando sus labios se separaron, hubo un leve silencio, los dos sonrieron y se volvieron a embarcar en un beso profundo, esta vez, mas largo. La chica separo su labio del joven y le acarició el rostro en señal de aprecio y amor. El joven volvió a besarla, pero la chica se interpuso y colocó su dedo en su labio, deteniendole. Se dio la vuelta y juntos miraron la luna llena, embarcados de amor y romanticismo.


-Kiba se habia hecho un hombre, era Rey de Amakna, conoció a Melissa justo despues de separarse de su grupo. Ahora Kiba poseia unos 19 años aparentes, había cambiado mucho, su voz, su pelaje ahora mas denso, su mirada y como no, su físico. Eran tiempos dificiles, Rushu se había apoderado del mundo y Kiba no pudo hacer nada por remediarlo. Al amanecer, las tropas enemigas atacarian Amakna y el Rey deberia defender Amakna con su vida. Para Kiba, Melissa era su sueño, era un sueño echo realidad, no queria perderlo por una banalidad como una estúpida guerra.

Kiba: Melissa... debes de saber algo, qué hace tiempo debo decirte.

-Melissa se volvió algo preocupada-.

Kiba: Verás, como bien sabes, al amanecer las tropas de Rushu atacarán Amakna y con ello destruiran todo aquel a quien se oponga en su camino, ese alguien, te incluye a ti. Sabes que te quiero, pero debes de abandonar el pueblo y correr, huir lejos de aquí.

-Melissa asintió a la vez qué una lágrima descendia de su mejilla-.

Melissa: ¿Estarás bien?

Kiba: Te lo prometo. happy.gif

-Melissa abrazó a su prometido y volvieron a sumergirse en un beso.

-Unos golpes azotaban la puerta de su habitación, soldados. Kiba miró el horizonte, casi era de día, debian salir de aquel lugar. Kiba ahogó un silvido y enseguida un Dragopavo negro se depositó en frente de la ventana. Después de qué Melissa y Kiba se dirigieran el ultimo adios, saltó hacia el vacio, cayendo a lomos del joven Dragopavo. Kiba le lanzó los ultimos suministros de comida.

Kiba: ¡Dirijete al puerto de Madrestam y busca por Dany y Razor!

Melissa: ¡¿Y qué será de ti?! -Dijo llorando-.

-Kiba no pronunció palabra alguna, en ese mismo instante los soldados consiguieron penetrar la ferrea puerta de la habitación y Kiba sacó su fiel espada. Melissa partió sin demora observando a su amado luchar contra la propia muerte.

-Kiba opuso resistencia, con unas fintas rápidas y precisas acabó con los primeros enemigos, la sangre brotaba de las venas de los Soldados y sus armaduras pronto se tiñieron de rojo, al igual qué su pelaje y su espada. Efectuó movimientos felinos y esquivó ataques complicados, hasta acabar con el ultimo de ellos. Vió como la cabeza de su ultimo oponente caia y rodaba por la sala, ahora, salpicada con sangre. Limpió la espada y se la colgó de la espalda. Jadeando, volvió a mirar al horizonte, tropas y tropas de enemigos se acercaban. Eran unos 80.000 de ellos, Brakmarianos e integrantes de la milicia Rushu. Kiba se horrorizó.
avatar
mario

Mensajes : 65
Fecha de inscripción : 06/05/2010
Edad : 23

Ver perfil de usuario http://www.hackzone.eshost.com.ar/index.php

Volver arriba Ir abajo

Re: [RP] El Sacrogrito Solitario.

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.